La historia de una empresa:

EL ÉXITO MUNDIAL
CON PARAFINA

Cuando la fábrica Reseda abrió sus puertas en Constanza, por el lago de Cons-tanza, hace 100 años, el 1 de agosto de 1913, nadie podría haber imaginado que esto iba a ser el inicio de una carrera a nivel mundial y el comienzo de la „dinastía Reseda“. Richard Binder de Ebingen fue el fundador de esta empresa,

a cual resulta familiar a fabricantes de textiles en todo el todo el mundo. Los fabricantes de textiles y especialistas son unánimes: „Reseda es la mejor cera del mundo“. Ahora, la empresa Reseda Binder está cumpliendo 100 años, y se puede mirar hacia atrás a su historia de tradición y éxito.

Tradición e innovación: una breve historia.

1913

El 1º de agosto, las instalaciones de Reseda se abren por Richard Binder de Ebingen

1916

Se mudan a Mazmannstraße en Ebingen

1949

La producción anual de rollos de parafina es 5,000 kg

 

1958

Armin Binder se hace cargo de la administración

1966

Exportación mundial a Occidente, Europa, Sudamérica y Asia

1968

La producción anual es de 250,000 kg

 

1984

Almacén de materias primas expandido en 150 toneladas

1988

Siegfried Binder se hace cargo de la administración / optimización de la tecnología de producción

1993

Certificado de la norma Ökotex (Continua hasta hoy)

 

1995

Formación de “Reseda Italia” a través de la adquisición de dos competidores

1996

Competidor español es asumido por Reseda

2000

La 4a generación de la familia se une a la empresa, el ingeniero textil Michael Binder

 

2001

Segunda planta en Albstadt entra en funcionamiento

2003

La línea de productos “Waste Watcher®” es patentada

2012

Desarrollo y comercialización de nuestro propio equipo medidor de niveles de fricción

 

2018

Adquisición de la gestión
por Michael Binder